24 septiembre 2012

El Afán y la Ansiedad




No se preocupen por su vida, ni por la comida, ropa o su mismo cuerpo; no tengan miedo del mañana. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa? Miren las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, nuestro Padre celestial las alimenta. ¿No son ustedes de mucho más valor que ellas? ¿Quién de ustedes, por nervioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida? Y por la ropa, ¿por qué se preocupan? Observen cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan. Pero les digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos. Y si Dios así viste la hierba del campo, que hoy esta y mañana es echada al horno, ¿no hará El mucho más por ustedes, hombres de poca fe?

Por tanto, no griten con temor, diciendo: '¿Qué comeremos?' o '¿qué beberemos?' o '¿con qué nos vestiremos?' Porque los incrédulos buscan ansiosamente todas estas cosas ; Mejor busquen Primero el Reino de Dios y Su Justicia, y todas estas cosas les serán Añadidas."

(Mateo 6:25-33)

Cultivando en el Señor



Si cultivas un rosal habrá mas rosas en el jardín. Si siembras un grano de trigo habrá más pan sobre la tierra. Si pierdes el miedo a Amar habrá más Amor a nuestro alrededor y si ayudas a alguien habrá más compasión en el mundo. Si compartes tus bienes con otros habrá más igualdad económica, y si decides Perdonar a alguien habrá más Paz en nuestras naciones. Y si te atreves a CREER en JESÚS hoy habrá Milagros por todo el mundo.

Si anhelas que las cosas Cambien el primero que deberá cambiar eres .


20 septiembre 2012

Shemá Israel


Shemá Israel


Shemá Israel ("Escucha, Israel"), son las primeras palabras y el nombre de una de las principales plegarias de la religión judía en la que se manifiesta su credo en un solo Dios. Los creyentes la recitan dos veces por día, en las oraciones de la madrugada y del atardecer.

Contiene 4 partes:
  • El Shemá en sí (Shema Israel, Adonai Eloheinu Adonai Ejad; Oye Israel, Adonai es nuestro Dios, Adonai es Uno; afirma el monoteísmo judío)
  • Vehavta (Amarás, habla de los fundamentos principales del judaísmo, es decir, repetirlo a los hijos, amar a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu fuerza, el uso de los Tefilin, el uso de la Mezuza tanto como la ordenanza de recitár el Shema dos veces al día)
  • Vehaiá (Cumplirán, consta de 2 partes: la primera es una recompensa, si respetas los preceptos, Dios dará lluvia a tus tierras y pan y vino a tus hijos; la segunda parte, es una amenaza, en caso de no respetar los preceptos, Él provocará sequías en tus tierras)
  • Vaiomer Adonai (Y Adonai ordenó, habla del uso de los Tzitzit, o Talit)


Historia


Consistía originalmente en un único verso que aparece en el quinto y último libro de la Torá, el Libro de Deuteronomio, Deuteronomio 6:4 que dice: "Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es Uno", considerado la expresión fundamental de la creencia judía monoteísta

Sin embargo, la plegaria litúrgica consiste en 3 fragmentos extraídos de los libros del Deutoronomio (Deut. vi. 4-9, xi. 13-21) y de los Números (Num. xv. 37-41). Estas tres partes son consideradas como una reminiscencia del éxodo de Egipto, y se refieren a cuestiones centrales de la creencia judía.

El Talmud señala que en los tres textos se pueden encontrar sutiles referencias a los Diez Mandamientos. Como éstos fueron retirados de la oración cotidiana, en el Mishnaic período, la Shema es visto como una oportunidad para conmemorar los diez mandamientos.

Desde hace mucho tiempo, los judíos han evitado colocar el nombre de Dios tal como se lo reveló a Moisés en el monte Sinaí (Éxodo 3:14, las letras hebreas son הוה'), por considerarlo sagrado. La palabra Adonai significa "Señor", y se utiliza en reemplazo del nombre sagrado.


Traducción:
Oye, Israel, Adonai es nuestro Di-s, Adonai es Uno.
[en voz baja] Bendito sea el nombre de la gloria de Su reino por siempre jamás.
Amarás a Adonai tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma con toda tu fuerza. Y estas palabras que Yo te ordeno hoy estarán sobre tu corazón. Las enseñarás a fondo a tus hijos, y hablarás de ellas al estar sentado en tu casa y al andar por el camino, al acostarte y al levantarte. Las atarás como señal sobre tu mano y serán por recordatorio entre tus ojos. Las escribirás sobre las jambas de tu casa y en tus portones.

Fonética:
Shemá Israel Adonai Elohéinu Adonái Ejád.
[en voz baja:] Barúj Shem Kevód Maljutó Leolám Vaéd.
Veahavtá et Adonai Elohéja, Bejól Levavjá, Uvejól Nafshejá, Uvejól Meodéja. Vehaiú Hadvarím Haéile Ashér Anojí Metzavjá Haióm Al Levavéja. Veshinantám Levanéja Vedibartá Bam, Beshivtejá Beveitéja, Uvelejtejá Vadérej, Uveshojbejá, Uvkumejá. Ukshartám Leót Al Iadeja Vehaui Letotafot Bein Eneja Uktabtam al Mezuzot Beitéja, Uvishearéja.

18 septiembre 2012

El Alfarero por Excelencia

El Señor es nuestro Alfarero por Excelencia!


Nos toma en sus manos y nos moldea para que seamos vasijas consagradas para Él.-

Base Biblica: Jeremias 18: 1-6 (RVR1960)
1 - Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo:2 - Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras.3 - Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda.4 - Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.5 - Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo:6 - ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel. 
Jeremías visita la casa del alfarero a petición de Dios. Allí aprende que el alfarero rechaza de vez en cuando alguna vasija debido a su pobre calidad. Así actúa también Dios como soberano sobre el pueblo de Judá. Lo que el alfarero hace, depende de la calidad del barro; lo que hace Dios con su pueblo, depende de la forma como éste responde al llamado divino. 
El barro puede frustrar las intenciones del alfarero y obligarlo a rehacer la vasija.




Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo.-

- 1 Pedro: 5 -
(RVR1960)

Los Nombres de Dios y su Carácter por Adrian Rogers

Estos Comentarios fueron hechos por el 
Dr. Adrián Rogers 
"Ministerio El Amor que Vale"

Abba ~ “Papá”.-
¿Alguna vez ha pensado en Dios como en un “papá”? Gálatas 4:6 dice: “Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!” “Abba” es una palabra aramea que significa “Papá, papito”. Es una expresión de cálido afecto, intimidad y respeto por el padre de uno. Ahora, para algunos eso podría parecer una forma irreverente de dirigirse a Dios, pero Jesús llamó a Dios “nuestro Padre”, en Mateo 6:9, y nos dio a nosotros el mismo derecho. En América los hijos llaman a su padre “papá”, pero en el Medio Oriente dicen “Abba”. Jesús dice que podemos llamar al gran Dios del universo “Abba Padre”. ¡Papá!
Escrituras relacionadas

Marcos 14:36; Romanos 8:15; Gálatas 4:6

Adonay ~ Señor, Maestro.-
El talentoso violinista Fritz Chrysler tuvo un violín Stradivarius que alguna vez perteneció a un anciano inglés. Chrysler quiso comprar el violín, pero el hombre le dijo que no estaba a la venta. Un día visitó nuevamente al anciano y le preguntó si le permitía tocar el violín, y el anciano le dijo que sí. Chrysler colocó el violín debajo de su quijada, y comenzó a mover el arco sobre las cuerdas. Grandes lágrimas inundaron los ojos del anciano. Chrysler miró el rostro del anciano y le dijo: “Lo siento, pero en verdad me gustaría mucho comprar este instrumento.” Y el anciano le respondió: “No está a la venta, pero es suyo. Usted es un maestro. Usted es digno de tenerlo.”

Cuando llamamos a Dios “Adonay”, estamos diciendo que Él es el Maestro. Sólo Él es digno, nadie ni nada más. Él es digno de todo lo que tenemos y de todo lo que somos.
Escrituras relacionadas
Deuteronomio 10:17; Salmos 2:4; 8:1; 97:5; 136:3; Isaías 1:24; 6:1; Romanos 10:9


Alfa Y Omega.-
El notable historiador H.G. Wells hizo una lista de los diez hombres más grandiosos de la historia, y el número uno en esa lista fue Jesucristo. Sin embargo, Jesús no pertenece en esa lista. Él no pertenece en la lista de nadie. Él es Jesús, el Primero y Último. Jesús dijo en Apocalipsis: “Yo soy el Alfa y la Omega.” Alfa es la primera letra del alfabeto griego. Omega es la última. Si Jesús estuviera hablando a una audiencia hispana, diría: “Yo soy la A y la Z.” ¿Sabía usted que la Biblia está hecha de sólo veintiocho letras? Lo que Jesús dice acerca de la palabra escrita, es verdad acerca de la palabra Viva. Juan, en el capítulo uno de su evangelio nos dice: “En el principio era el Verbo. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros.” Jesús fue en el principio como la Palabra de Dios. Y Él es la Palabra de Dios final por toda la eternidad.
Escrituras relacionadas

Apocalipsis 1:8; 1:11; 21:6; 22:13

Attiyq Youm ~ El Anciano De Días.-

¿En qué piensa usted cuando oye este nombre de Dios: “el Anciano de días”? Isaías 46:9 y 10 dice: “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque Yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a Mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero.”
Sólo Dios puede decir, desde la antigüedad, las cosas que todavía no se han hecho. Thomas Watson, quien fue Director de la IBM dijo, allá en 1943, que había un mercado mundial tal vez para cinco computadoras. En 1977, el fundador de “Equipos Digitales” dijo: “No hay ninguna razón para que alguien quiera tener una computadora en su hogar.” Son comentarios como éstos que nos ayudan a ver cuán necios somos al pensar que podemos saber el futuro.
Sólo Dios es el “Anciano de días”.
Escrituras relacionadas
Daniel 7:9, 13, 14

Christos ~ El Ungido.-
Primera Juan 4:2 dice: “En esto conoced al Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios.”
Juan utiliza dos Nombres: Jesús, que se refiere a Su nombre humano, y Cristo, que se refiere a su título divino. Jesucristo es, al mismo tiempo, completamente Hombre y completamente Mesías. Cristo significa Mesías, el Ungido. Ése es su título divino. Jesús es Dios en carne humana. Esta es la doctrina fundamental de nuestra fe: que Dios dejó el cielo y tomó forma humana. A esto llamamos “la encarnación”. Cuando Jesucristo tomó sobre Sí mismo la humanidad, no la tomó cuando estuvo sobre la tierra y luego la dejó a un lado cuando regresó al cielo. Él tomó su humanidad de regreso al cielo con Él. Por toda la eternidad Jesucristo será un hombre.
Escrituras relacionadas
Mateo 1:16; 16:16-20; Marcos 8:29; Lucas 2:11, 9:20; Juan 1:41; 4:42; 6:69; 7:41-42; 11:27; 17:3; 20:31; Hechos 2:36; 3:18; 5:42; 8:37; Romanos 5:8; 5:15; 6:4; 6:23; 8:1; 8:39; 10:17; 1 Corintios 1:30; 11:3; 12:12; 2 Corintios 2:14-15; 5:17-20; 8:9; 12:9-10; Gálatas 2:20-21; 6:14; Efesios 1:5; 2:5-7; 4:15; Filipenses 1:6; 1:21; 2:5-11; 3:7-9; 3:20; 4:19; Colosenses 3:1-4; Tesalonicenses 5:9; 1 Timoteo 1:15-16; 2:5; Hebreos 3:6; 5:5; 9:14; 10:10; 13:8; 1 Pedro 3:18; 1 Juan 5:6; 20; Apocalipsis 11:15.

El Chuwl ~ EL Dios Que Le Dio Vida.-
En Isaías 43 en los versículos del 1 al 3 leemos: “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas porque Yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque Yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador.”
Dios está diciendo: “Yo te hice, Yo te salvé, Yo voy a cuidar de ti.” Dios le hizo a usted con un propósito, y Él va a cuidarle. Aun cuando el pecado manchó la creación original de Dios, Él no dijo: “¡Yo he terminado con este asunto!” No. Dios lo hizo y Dios permaneció con él. ¿No es eso un arreglo maravilloso?
Escrituras relacionadas
Salmo 139:13-18

El Deah ~ El Dios De Todo Saber.-
Piense en la omnisciencia de Dios. Él lo sabe todo. Dios es el Dios de TODO conocimiento. Dios habita en la eternidad. Dios ve el principio. Dios ve lo que está en la mitad. Dios ve el final. Dios lo ve todo, todo el tiempo, de una sola vez. Dios conoce todas las cosas. Él no puede aprender nada. Dios sabe TODO lo que va a suceder. Ni una sola hierba se mueve sin que Él lo sepa. Si usted es salvo, Dios sabía que usted recibiría al Señor Jesucristo. Nada toma a Dios por sorpresa. Dios nunca dice: “¡Vaya! ¡Nunca pensé en eso!” Dios es omnisciente. Yo no entiendo cómo puso las estrellas en el cielo nocturno. No tengo ni la menor idea de cómo llenó los océanos, modeló las montañas y gobierna poderosamente este universo.
Romanos 11: 34 pregunta: “Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero?”
No tenemos que conocer todo lo que nuestro Padre hace para ser Él nuestro Padre.
Escrituras relacionadas
1 Samuel 2:3; Romanos 11:33-36; 1 Corintios 1:18-31

El Elyon ~ El Dios Altísimo.-
“El Elyon” habla de la supremacía de Dios. Él está por encima de todo. Pero, ¿qué significa El Elyon? Esta palabra significa “el más Fuerte de los fuertes y el más Alto de lo alto”.
El hinduismo y el panteísmo hablan de Dios como “parte del universo”. ¡Pero Dios no es parte del universo! Él es el Dios trascendente. Está por encima de todo. Él es el Dios Altísimo. Jesús es nuestro “El Elyon”.
Colosenses 1:16 y 17 dice: “Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él. Y Él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en Él subsisten.” Dios está por encima de TODAS las cosas. Jesús es nuestro El Elyon.
Escrituras relacionadas
Génesis 14:18-20; Salmos 61:2; 92:1; Daniel 7:25

El Olam ~ El Dios Eterno.-
Dios nunca cambia. El Salmo 90:1 y 2 dice: “Señor, Tú nos has sido refugio de generación en generación. Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, Tú eres Dios.”
¡Qué cosa más extraordinaria el saber que en un mundo cambiante, Dios no cambia! El tiempo no altera a Dios. El Salmo 90:4 dice: “Porque mil años delante de tus ojos son como el día de ayer, que pasó, y como una de las vigilas de la noche.”
Bueno, ¿qué significan todos estos versículos? Que no hay sorpresas para Dios. Como lo dijo Corrie Ten Boom: “No hay pánico en el cielo.”
Dios conoce el pasado y el futuro, al mismo tiempo. Jesús es nuestro El Olam. Él es el Rey de las edades. Hebreos 1:8 dice: “Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino.”
Escrituras relacionadas
Génesis 3:22; 21:33; Salmos 90:1-2; 93:2; Isaías 9:6; 26:4; 40:28

El Roi ~ El Dios Que Ve.-
“El Roi” fue primero revelado en la Biblia por Agar. Ella era la esclava de Sara, que quedó embarazada con el hijo de Abraham, para así, en sus mentes, poder cumplir la promesa de Dios.
Después del nacimiento del niño, las cosas se pusieron muy difíciles entre Sara y Agar. Tanto, que Agar tuvo que huir hacia el desierto. Sin amigos, sin hogar, embarazada, sin saber qué sería de ella, se acostó junto a una fuente de agua en el desierto. Allí se le apareció un ángel para darle consuelo y hablarle de la misericordia y gracia de Dios. Génesis 16:13 dice: “Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú eres Dios que VE; porque dijo ¿No he visto también aquí al que me VE?”
¿Sabe que Dios le ve a usted, ahora mismo? Dios conoce sus más íntimos pensamientos. Como dice un hermoso canto espiritual: “Si Sus ojos están sobre los gorriones, sé que también me miran a mí.”
Escrituras relacionadas
Génesis 16:13; 16:1-16; Salmo 33:18-19

El Shaddai ~ El Dios Todopoderoso.-
El nombre “El Shaddai” aparece siete veces en la Palabra de Dios. Al leer los periódicos, puedo retornar al libro de Génesis y ver esa Inmutable, inquebrantable promesa que Dios hizo a Abraham. En Génesis 17:1 y 2 leemos: “Era Abraham de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de Mí y sé perfecto. Y pondré Mi pacto entre Mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.” Esta promesa ha cambiado al mundo. Cada judío sobre la faz de la tierra es un testimonio viviente de la fidelidad de Dios Todopoderoso. Y este Dios que mantuvo Sus promesas con Abraham, es el mismo Dios que mantiene sus promesas para con nosotros, por medio de Jesucristo.
Escrituras relacionadas
Génesis 17:1-19; 28:3; 35:11; 43:14; 48:3; Éxodo 6:2-3; Rut 1:10; Job 5:17; Ezequiel 10:5; Salmo 91:1

Elohim ~ El Creador.-
Génesis 1:1 dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Literalmente dice: “En el principio Elohim, Elohim creó los cielos y la tierra.” Elohim es una palabra hebrea que tiene dos raíces gramaticales: “El” que significa fortaleza y poder ilimitado, y “Allah” que significa guardar o mantener una promesa. Elohim es también un nombre plural. En los umbrales de la Biblia, vemos una indicación de la naturaleza de Dios, como la vemos en la Santa Trinidad: Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo. Estos tres estuvieron presentes en la creación (vea Juan 1:3).
¿No se goza al encontrar al Salvador en el capítulo 1, versículo 1 de Génesis? ¿No se goza de encontrar también al Espíritu Santo en Génesis 1:1? ¿No está gozoso de descubrir al Padre en Génesis 1:1?
Escrituras relacionadas
Génesis 1:1-3; 27-28; 3:3; Isaías 40:28; 54:5; Salmos 19:1-6; 95:6; Nehemías 9:17; Hebreos 1:8; 11:3

Yahweh ~ El Dios Auto-Existente.-
El nombre “Jehová” es usado unas 6.800 veces en la Biblia. Es el nombre personal del pacto del Dios de Israel, y es traducido, por lo general, como Señor Dios. No sólo habla de la fortaleza de Dios, sino también de la soberanía de Dios y de la bondad de Dios. La raíz de esta palabra significa “auto-existente”, uno que nunca tuvo un comienzo; uno que siempre será.
Cuando Moisés le peguntó a Dios: “¿Quién le diré al faraón que me ha enviado?”, Dios le dijo: “YO SOY EL QUE SOY.” Jehová o Yahweh es el más intenso y sagrado nombre para los escribas judíos, y muchos ni siquiera se atreven a pronunciar Su nombre y, de ser posible, usan otro.
Escrituras relacionadas
Isaías 40:3; 10; 1 Samuel 1:20; Éxodo 6:1-4; 3:1-22; Juan 6:35; 8:12; 10:7, 9, 11, 14; 11:25; 14:6; 15:1, 5

Yahweh-Boren ~ El Señor Creador.-
¿Se puede imaginar lo que un escritor moderno diría si tratara de describir la creación de los cielos y la tierra? Aun si creyera en Dios, ¡qué avalancha de adjetivos él usaría! ¡Qué extraños y hasta obtusos términos él utilizaría para describir la creación de la tierra! ¿Usted no se alegra de cómo lo dice Dios, en forma segura, dulce, sublime y simple? “En el principio Dios creó los cielos y la tierra.” ¡Qué hermoso es! Cómo tratan los científicos de descubrir el “misterio de la creación del universo”. Ellos se rascan la cabeza y dicen: “Tenemos que volver al laboratorio, porque muchas cosas que pensábamos que sabíamos, en realidad no las sabíamos.”
Dios habló, ¡y sucedió!
Escrituras relacionadas
Génesis 1:1; Salmo 33:6; Isaías 40:28-31; Job 38:1-41; 39:1-30; 40:1

Yahweh-Nissi ~ El Señor, Mi Estandarte.-
El Señor es como un estandarte que está sobre nosotros, todo el tiempo. La palabra hebrea para “estandarte” proviene de una palabra raíz que significa “ser alto, estar en lo alto, estar erguido”. Este fue el nombre que se le puso al altar que Moisés levantó para conmemorar la derrota de los Amalecitas en Refidim (Éxodo 17:8-15).
El Señor va delante y detrás de nosotros para darnos la victoria en todas las circunstancias de la vida. Aun en medio de la batalla, el estandarte del Señor flamea sobre nosotros. El Salmo 23:5 dice: “Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; ungiste mi cabeza con aceite; mi copa está rebozando.”
¿Quién es el Dios que prepara una mesa de celebración en presencia del enemigo? Cuando el enemigo venga como un torrente, entonces el Señor sostendrá un estandarte frente a él. La victoria en todo lo de la vida, es la victoria del Señor.
Escrituras relacionadas
Éxodo 17:15

Yahweh-Raah ~ El Señor, Mi Pastor.-
El Salmo 23 y Juan 10 son las más hermosas descripciones de Dios como nuestro Pastor, Jehová-Rajáh. Cuando decimos “Señor”, pensamos en la deidad de Dios. Cuando decimos “mi Pastor”, pensamos en la humanidad de Dios. Dios en forma humana -Jesucristo-, profetizado en el Antiguo Testamento y revelado en el Nuevo Testamento. El Jehová del Antiguo Testamento es el Jesús del Nuevo Testamento. Como el “Buen Pastor”, Él se enfrenta con la culpa del pecado. Como el “Gran Pastor”, Él se enfrenta con el poder del pecado. Como el “Principal Pastor”, Él viene para separarnos de la misma presencia del pecado.
Escrituras relacionadas
Salmos 23; 80:1; 95:7; Isaías 40:11; Jeremías 31:10; Ezequiel 34:12, 23; Mateo 25:32; Juan 10:11-27; Hebreos 13:20-21; 1 Pedro 2:25; 5:4

Yahweh-Rapha ~ El Señor Sanador.-
¿Jesús sana? ¡Por supuesto! Él es el Poderoso Dios, nuestro sanador. Él puede sanar instantáneamente, con un milagro. Él puede sanar por medio de las medicinas. Sin embargo, todo santo no será sanado en esta vida terrenal, ni por un milagro, ni por la medicina, ni instantáneamente, ni a través del tiempo.
Dios, ahora mismo, está más interesado en que usted sea santo, no sano. Nuestros cuerpos aún no están redimidos. La redención del cuerpo se efectuará durante el rapto de la iglesia y la resurrección de los cristianos muertos. Es entonces cuando seremos hechos como Él. NO hay ninguna enfermedad en el cuerpo del Señor y, por lo tanto, no habrá ninguna enfermedad en nuestros cuerpos resucitados.
Si usted, como hijo de Dios, no es sanado en esta vida, será sanado en la eternidad.
Escrituras relacionadas
Éxodo 15:26; 1 Crónicas 7:14; Salmos 6:2; 41:4; 103:3; 147:3; Isaías 19:22; 30:36; 57:18,19; Jeremías 3:22; 17:14; 30:17; Mateo 8:7; 10:1; Lucas 4:18.

Yahweh-Shalom ~ El Señor Es Paz.-
Jehová le dijo a Gedeón: “Paz a ti” (ver Jueces 6:23-24). Usted probablemente ha escuchado a algún conocido o amigo judío decir: “Shalom”, que significa “paz”. Pero esta palabra tiene un significado mucho más importante. Quiere decir: el Señor, nuestra paz.
¿Hacia dónde guía el pastor a sus ovejas? “En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará” (Salmo 23:2).
Cuando su corazón está contento, usted está en paz. ¿De dónde procede esa alegría, ese contentamiento? La gracia de Dios. No existe hombre más descontento que aquel que no ha experimentado la maravillosa gracia de Dios. Sólo en Jesús usted encontrará seguridad, suficiencia y serenidad.
Escrituras relacionadas
Génesis 49:10; Jueces 6:23-24; Salmo 4:8; Proverbios 16:7; Isaías 26:3; 2 Tesalonicenses 3:16

Yahweh-Shammah ~ El Señor Está Ahí.-
El Salmo 139:7 hace la pregunta: “¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia?” ¿Y cuál es la respuesta? Dios es Omnipresente. Él está en todas partes. Alguien dijo que Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y cuya circunferencia no está en ninguna parte. No hay ni siquiera un susurro que Él no escuche. No hay el más mínimo movimiento que Él no vea. No hay un solo motivo que Él no conozca. Ni la muerte, ni la oscuridad, ni la distancia nos pueden ocultar de Él. Cuando estoy desanimado, Su presencia me anima. Cuando me siento solo, Su presencia me acompaña. Cuando estoy preocupado, Su presencia me tranquiliza. Y cuando soy tentado, Su presencia me ayuda a no caer en la tentación.
Escrituras relacionadas
Génesis 28:15; Ezequiel 48:35; Salmos 23:4; 46:1; 139:7-12; Jeremías 23:23-24; Amós 5:14; Mateo 18:20; 28:20; Juan 14:16-17; Hechos 7:48-49; 17:24-28

Yahweh-Tsabbaoth ~ El Señor De Los Ejércitos.-
Jehová-Sabaoth literalmente significa el Dios Todopoderoso, el Señor de los ejércitos. Habla de la soberanía de Dios sobre todos los poderes del universo.
La segunda estrofa del himno “Castillo fuerte es nuestro Dios”, escrito por Martín Lucero, dice: “Nuestro valor es nada aquí, con Él todo es perdido; mas con nosotros luchará de Dios el escogido. Es nuestro Rey Jesús, el que venció en la cruz, Señor y Salvador, y siendo el solo Dios, Él triunfa en la batalla.”
David entendió la grandeza de Dios cuando fue a pelear contra Goliat, teniendo únicamente cinco piedritas pulidas y una honda. Y le dijo David a Goliat: “Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en nombre d Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado” (1 Samuel 17:45). ¡Oh, si cada uno de nosotros tuviera este mismo concepto de Dios en nuestras batallas!
Escrituras relacionadas
Isaías 6:3; 1 Samuel 1:3; 17:45; 2 Samuel 6:2; 7:26-27; 1 Crónicas 11:9; Hageo 1:5; Romanos 9:29; Santiago 5:4; 2 Corintios 6:18; Apocalipsis 1:8; 4:8

Yahweh-Tsidkenu ~ El Señor, Nuestra Justicia.-
Nosotros no somos justos por nosotros mismos. Nuestra justicia proviene de Dios y de Dios únicamente. Jesús “traslada” Su justicia a nosotros, para que podamos ver a Dios, porque de acuerdo a lo que dice Hebreos 12:14 “sin santidad, nadie verá a Dios”. 2 Corintios 5:21 dice: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él.”
¿No es eso extraordinario? Verá, si usted es un hijo de Dios, usted es santo. ¿Siente que no puede vivir la vida cristiana? Ahí es exactamente en donde necesita estar, porque Dios nunca le ha pedido que viva la vida cristiana apartado de Él. Él quiere ser su fortaleza. Él quiere vivir la vida cristiana por su intermedio y hacer por usted lo que nunca podrá hacer por usted mismo.
Escrituras relacionadas
Génesis 15:6; Jeremías 23:6; Salmos 4:1; 5:8; 24:5; 31:1; 36:10; 71:15; 89:16; Mateo 6:33; Romanos 4:22; 5:18; 8:10; 10:4; 1 Corintios 1:30; 2 Corintios 5:21; Filipenses 3:9

Yahweh-Yireh ~ El Señor Proveerá.-
Jireh proviene de la misma palabra hebrea Moriah, que es el nombre de la región a donde Dios envió a Abraham para que sacrificara a Isaac. En Génesis 22:11-13 leemos: “Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único. Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.”
Dios hizo la provisión del Cordero. Y Abraham llamó a ese lugar “Jehová-Jireh”, El SeñOr Proveerá. Dios es nuestro sacrificio substituto.
Escrituras relacionadas
Génesis 22:14; 22:1-18

17 septiembre 2012

El Profeta Samuel - Biografia


“Pedido a Dios” Líder de Israel durante el crítico período de transición entre los jueces y la monarquía, y primer reformador religioso después de Moisés. Se le llama el último de los jueces (1 S 7.15; Hch 13.20) y el primero de los profetas (Hch 3.24). Fue hijo de Elcana, levita de la familia de Coat, de la casa de Izar, que descendía de Zuf (1 Cr 6.23ss) que vivía en el monte de Efraín (nordeste de Jerusalén), y de Ana, una mujer esteril,  quien había pedido fervientemente a Dios un hijo. A tierna edad fue llevado al tabernáculo en Silo y presentado al sacerdote Elí, quien lo crió (1 S 1 y 2).


Samuel vivió durante un período de dura crisis en Israel. Los jueces eran cada vez más incapaces de unir a la nación. Cuando Elí y sus perversos hijos murieron, Samuel todavía era demasiado joven para dirigir al pueblo. Los filisteos capturaron el arca, destruyeron Silo y dominaron la parte sur de Israel. No fue sino veinte años más tarde que Dios levantó a Samuel para encabezar un gran avivamiento religioso (1 S 7.2–6). Dios le concedió la victoria sobre los filisteos (1 S 7.5–14) y desde entonces fue líder del pueblo (1 S 7.15–17).

Samuel desempeñó un papel importante en el establecimiento de la monarquía. Ya estaba viejo, sus hijos andaban mal y el pueblo clamaba por un gobierno más fuerte. Aunque la petición no agradó al principio a Samuel (1 S 8.6ss), Dios le pidió que ungiera a  Saúl como «príncipe» (1 S 9.17ss). Se ha sugerido al respecto que el uso de nagid (príncipe) en vez de melec (rey) indica que Samuel no miraba en Saúl a un rey al estilo de las demás naciones, sino a un líder militar que habría de unir al pueblo y salvarlo de los filisteos. Samuel entristeció, por tanto, cuando Dios rechazó a Saúl a causa de su desobediencia. El respeto del pueblo por Samuel se puso de manifiesto cuando todo Israel lamentó su muerte (1 S 28.3).

La importancia de Samuel se reconoce en Sal 99.6, donde se le compara con Moisés y Aarón; en Jer 15.1, donde se le reconoce como intercesor y en Heb 11.32 donde se elogia por su fe.
Samuel vino como resultado de la respuesta de Dios a la ferviente oración de Ana por un hijo. (El nombre Samuel viene de la expresión hebrea, «pedido a Dios».) Dios moldeó a Samuel desde el principio. Como Moisés, Samuel fue llamado para desempeñar diferentes roles: juez, sacerdote, profeta, consejero y hombre de Dios en un momento crucial en la historia de Israel. Dios actuó a través de Samuel porque este estaba dispuesto a ser lo que Dios quería que fuera: su siervo.
Samuel demostró que aquellos a quienes Dios encuentra fieles en las cosas pequeñas se les confiarán cosas grandes. Creció ayudando al sumo sacerdote (Elí) en el tabernáculo, hasta que Dios le encomendó otras responsabilidades. Dios pudo utilizar a Samuel porque él estaba genuinamente dedicado a Él.
Samuel avanzó porque estaba escuchando las instrucciones de Dios. Demasiado a menudo pedimos a Dios que controle nuestras vidas sin que renunciemos a las metas que nos hemos fijado. Pedimos a Dios que nos ayude a llegar a donde nosotros queremos. El primer paso que tenemos que dar para corregir esta tendencia es entregarle tanto el control como el destino de nuestras vidas. El segundo paso es ser obediente a lo que ya sabemos que Él requiere de nosotros. El tercer paso es escuchar todas las instrucciones que provengan de su Palabra, el mapa de Dios para la vida.


Puntos fuertes y logros:
  • Utilizado por Dios para ayudar a Israel en su transición de un pueblo tribal      gobernado libremente a una monarquía.-
  • Ungió a los dos primeros reyes de Israel.-
  • Fue el último y el más efectivo de los jueces de Israel.-
  • Se lo menciona en el Salón de la Fe en Hebreos 11.-
Debilidades y errores:
  • Fue incapaz de guiar a sus hijos a una relación estrecha con Dios.-
Lecciones de su vida:
  • La importancia de lo que la gente logra está directamente relacionado con         su relación con Dios.-
  • La clase de personas que somos es más importante que cualquier cosa    que podamos hacer.-